(0 artículo(s) en el carrito)
Ver (0 artículo(s) en el carrito)
Satisfacción total garantizada
(0 artículo(s) en el carrito)
Ver (0 artículo(s) en el carrito)
Satisfacción total garantizada

Uh oh...Unknown 0 can’t display all the features of our site.

May we suggest an alternative browser? Because you won’t want to miss out on all this goodness.
Los químicos orgánicos apenas tienen gusto de gent camiseta
Los químicos orgánicos apenas tienen gusto de gent camiseta
La química orgánica es una disciplina dentro de la química que implica el estudio científico de la estructura, de las propiedades, de la composición, de las reacciones, y de la preparación (por síntesis o por otros medios) de compuestos basados carbono, de hidrocarburos, y de sus derivados. Estos compuestos pueden contener cualquier número de otros elementos, incluyendo el hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, los halógeno así como el fósforo, silicio y azufre. Los compuestos orgánicos son estructural diversos, y la gama de uso de compuestos orgánicos es enorme. Forman la base de, o son componentes importantes de muchos productos (plásticos, drogas, productos petroquímicos, comida, explosivos, pinturas, al nombre pero a algunos) y, con muy pocas excepciones, forman la base de todos los procesos terrestres de la vida. La química orgánica, como todas las áreas de la ciencia, se desarrolla con las ondas particulares de la innovación. Estas innovaciones son motivadas por consideraciones prácticas e innovaciones teóricas. El área, sin embargo, es sostenida financieramente por los usos muy grandes en bioquímica, ciencia del polímero, química farmacéutica, y agrochemicals. Al principio del siglo XIX, los químicos pensaron generalmente que los compuestos obtenidos de organismos vivos eran demasiado complejos ser obtenidos sintéticamente. Según el concepto de vitalismo, la materia orgánica fue dotada con una "fuerza vital". Nombraron estos compuestos "orgánicos" y dirigieron sus investigaciones hacia los materiales inorgánicos que parecían estudiados más fácilmente. [citación necesaria] Durante la primera mitad del siglo XIX, fue observado que los compuestos orgánicos se podrían de hecho sintetizar en el laboratorio. Hacia 1816 Miguel Chevreul comenzó un estudio de los jabones hechos de las diversos grasas y álcali. Él separó los diversos ácidos que, conjuntamente con el álcali, produjeron el jabón. Puesto que éstos eran todos compuestos individuales, él demostró que era posible realizar un cambio químico en las diversas grasas (que vienen tradicionalmente de fuentes orgánicas), produciendo nuevos compuestos, sin "fuerza vital". En 1828 Friedrich Wöhler produjo la urea química orgánica (carbamida), un componente de la orina, de la cianato inorgánica NH4OCN del amonio, en qué ahora se llama la síntesis de Wöhler. Aunque Wöhler fuera, en este tiempo así como luego, prudente sobre la reivindicación de que él de tal modo había destruido la teoría de la fuerza vital, los historiadores han mirado a este acontecimiento como el momento crucial. Un gran paso siguiente ocurrió en 1856 cuando Guillermo Henry Perkin, mientras que intentaba fabricar la quinina, vino otra vez accidentalmente fabricar el color de malva del Perkin ahora llamado orgánico del tinte, que generando una enorme cantidad de dinero grandemente aumentó interés en química orgánica. La brecha crucial para la química orgánica era el concepto de estructura química, se convirtió independientemente y simultáneamente por Friedrich agosto Kekule y Archibald Scott Couper en 1858. Ambos hombres sugirieron que los átomos de carbono tetravalentes podrían ligar el uno al otro para formar un enrejado del carbono, y que los modelos detallados de la vinculación atómica se podrían discernir por interpretaciones expertas de reacciones químicas apropiadas. La historia de la química orgánica continuó con el descubrimiento del petróleo y su separación en fracciones según intervalos de ebullición. La conversión de diversos tipos o compuestos compuestos del individuo por diversos procesos químicos creó la química del petróleo que llevaba al nacimiento de la industria petroquímica, que fabricó con éxito los cauchos artificiales, los diversos pegamentos orgánicos, los añadidos de petróleo de propiedad-modificación, y los plásticos. La industria farmacéutica comenzó en la década pasada del siglo XIX en que la fabricación del ácido acetilsalicílico (designado generalmente aspirin) fue comenzada en Alemania por Bayer. La primera vez que una droga fue mejorada sistemáticamente estaba con el arsphenamine (Salvarsan). Los derivados numerosos del atoxyl peligroso tóxico fueron examinados por Paul Ehrlich y su grupo, y el compuesto con las mejores características de la eficacia y de la toxicidad fue seleccionado para la producción. Aunque los ejemplos tempranos de reacciones y de usos orgánicos fueran a menudo casuales, la última mitad del siglo XIX atestiguó estudios altamente sistemáticos de compuestos orgánicos. Comenzando en el siglo XX, el progreso de la química orgánica permitió la síntesis de moléculas altamente complejas vía procedimientos de varias fases. Concurrentemente, los polímeros y las enzimas eran entendidos para ser moléculas orgánicas grandes, y el petróleo fue mostrado para estar de origen biológico. El proceso de encontrar las nuevas rutas de la síntesis para un compuesto dado se llama síntesis total. La síntesis total de los compuestos naturales complejos comenzados con la urea, creciente de complejidad a la glucosa y al terpineol, y en 1907, síntesis total fue comercializada la primera vez por Gustavo Komppa con alcanfor. Las ventajas farmacéuticas han sido sustanciales, por ejemplo los compuestos colesterol-relacionados han abierto maneras en la síntesis de hormonas humanas complejas y de sus derivados modificados. Desde el comienzo del siglo XX, la complejidad de síntesis totales ha estado aumentando, con ejemplos tales como ácido lisérgico y vitamina B12. Las blancos de hoy ofrecen diez de los centros stereogenic que se deben sintetizar correctamente con síntesis asimétrica. La bioquímica, la química de organismos vivos, su estructura y las interacciones in vitro y dentro los sistemas vivos, ha comenzado solamente en el del siglo XX, abriendo un nuevo capítulo de la química orgánica con alcance enorme. La bioquímica, como química orgánica, se centra sobre todo en los compuestos que contienen el carbono también. Puesto que los compuestos orgánicos existen a menudo como mezclas, una variedad de técnicas también se han desarrollado para evaluar la pureza, especialmente el ser importante técnicas de la cromatografía tales como CLAR y cromatografía de gas. Los métodos tradicionales de separación incluyen la destilación, la cristalización, y la extracción solvente. Los compuestos orgánicos fueron caracterizados tradicionalmente por una variedad de pruebas químicas, llamadas los "métodos mojados," solamente tales pruebas han sido desplazados en gran parte por métodos de análisis espectroscópicos u otros ordenador-intensivos. Enumerado en la orden aproximada de la utilidad, los principales métodos analíticos son: • La espectroscopia de resonancia magnética (NMR) nuclear es la técnica más de uso general, permitiendo a menudo la asignación completa de la conectividad del átomo e incluso la estereoquímica usando la espectroscopia de la correlación. Los átomos constitutivos del principio de la química orgánica - hidrógeno y carbono - existen naturalmente con los isótopos RMN-responsivos, respectivamente 1H y 13C. • Análisis elemental: Un método destructivo usado para determinar la composición elemental de una molécula. Vea también la espectrometría de masa, abajo. • La espectrometría de masa indica el peso molecular de un compuesto y, de los modelos de la fragmentación, de su estructura. La espectrometría de masa de alta resolución puede identificar generalmente la fórmula exacta de un compuesto y se utiliza en lugar de análisis elemental. En épocas anteriores, la espectrometría de masa fue restringida a las moléculas neutrales que exhibían una cierta volatilidad, pero las técnicas avanzadas de la ionización permiten que una obtenga "espec. de la masa" de virtualmente cualquier compuesto orgánico. • La cristalografía es un método inequívoco para determinar la geometría molecular, la claúsula que es que los solos cristales del material deben estar disponibles y el cristal debe ser representante de la muestra. El software altamente automatizado permite que una estructura sea determinada dentro de horas de obtener un cristal conveniente. Los métodos espectroscópicos tradicionales tales como espectroscopia infrarroja, rotación óptica, espectroscopia de UV/VIS proporcionan la información estructural relativamente no específica pero siguen siendo funcionando para las clases específicas de compuestos. Los métodos adicionales se describen en el artículo sobre química analítica. Las propiedades físicas de compuestos orgánicos del interés incluyen típicamente características cuantitativas y cualitativas. La información cuantitativa incluye el punto de fusión, el punto de ebullición, y índice de refracción. Las propiedades cualitativas incluyen olor, solubilidad, y color. Propiedades de fusión y de ebullición En contraste con muchos materiales inorgánicos, los compuestos orgánicos derriten típicamente y muchos ebullición. En épocas anteriores, el punto de fusión (m.p.) y el punto de ebullición (punto de ebullición.) proporcionaron la información crucial en la pureza y la identidad de compuestos orgánicos. Los puntos de la fusión y de ebullición correlacionan con la polaridad de las moléculas y de su peso molecular. Algunos compuestos orgánicos, especialmente los simétricos, sublimes, que es ellos se evaporan sin la fusión. Un ejemplo bien conocido de un compuesto orgánico sublimable es el paradiclorobenceno, el componente odiferous de bolas de naftalina. Los compuestos orgánicos no son generalmente muy estables en las temperaturas sobre el °C 300, aunque existan algunas excepciones. Solubilidad Los compuestos orgánicos neutrales tienden a ser hidrofóbicos, eso son ellos son menos solubles en agua que en solventes orgánicos. Las excepciones incluyen los compuestos orgánicos que contienen a grupos ionizables así como los alcoholes de poco peso molecular, las aminas, y los ácidos carboxílicos donde ocurre la vinculación del hidrógeno. Los compuestos orgánicos tienden a disolver en solventes orgánicos. Los solventes pueden ser sustancias puras como el éter o el alcohol etílico, o mezclas, tales como los solventes parafínicos tales como los diversos éteres de petróleo y los aguarrases, o la gama de solventes aromáticos puros o mezclados obtenidos de fracciones del petróleo o del alquitrán por la separación física o por la conversión química. La solubilidad en los diversos solventes depende del tipo solvente y de los grupos funcionales si presente. propiedades del estado Las diversas propiedades especializadas están de interés dependiendo de usos, e.g. termomecánico y electromecánico por ejemplo piezoelectricidad, conductividad eléctrica (véase los metales orgánicos), y (e.g. propiedades electrópticas de la óptica no lineal). Por razones históricas, tales propiedades son principalmente los temas de las áreas de la ciencia del polímero y de la ciencia material. Los nombres de compuestos orgánicos son sistemáticos, siguiendo lógicamente de un sistema de reglas, o de diversas tradiciones no sistemáticas, de siguientes. La nomenclatura sistemática es estipulada por recomendaciones de IUPAC. La nomenclatura sistemática comienza con el nombre para una estructura del padre dentro de la molécula del interés. Este nombre del padre entonces es modificado por prefijos, sufijos, y números para transportar inequívoco la estructura. Dado que millones de compuestos orgánicos están sabidos, el uso riguroso de nombres sistemáticos puede ser incómodo. Así, las recomendaciones de IUPAC se siguen más de cerca para los compuestos simples, pero las moléculas no complejas. Para utilizar el nombramiento sistemático, uno debe saber las estructuras y los nombres de las estructuras del padre. Las estructuras del padre incluyen los hidrocarburos sin sustituir, los heterocycles, y los derivados monofunctionalized de eso. La nomenclatura no sistemática es más simple e inequívoca, por lo menos a los químicos orgánicos. Los nombres no sistemáticos no indican la estructura del compuesto. Los nombres no sistemáticos son comunes para las moléculas complejas, que incluye la mayoría de los productos naturales. Así, el diethylamide de ácido lisérgico informal nombrado se nombra sistemáticamente (6aR, 9R) - N, N-diethyl-7-methyl-4,6,6a, 7,8,9-hexahydroindolo- [4,3-fg] quinoline-9-carboxamide. Con el uso creciente de la computación, otros métodos de nombramiento se han desarrollado que se piensan para ser interpretados por las máquinas. Dos formatos populares son SONRISAS e InChI. Dibujos estructurales Las moléculas orgánicas son descritas generalmente por los dibujos o las fórmulas estructurales, combinaciones de dibujos y de símbolos químicos. La fórmula del línea-ángulo es simple e inequívoca. En este sistema, las puntos finales y las intersecciones de cada línea representan un carbono, y los átomos de hidrógeno se pueden notated explícitamente o asumir para ser presente según lo implicado por el carbono tetravalente. La pintura de compuestos orgánicos con los dibujos es simplificada grandemente por el hecho de que el carbono en casi todos los compuestos orgánicos tiene cuatro enlaces, oxígenos dos, hidrógenos uno, y nitrógenos tres.
Frente
Frente
Atrás
Atrás
Frente Entero
Frente Entero
Atrás Entero
Atrás Entero
Área segura¿qué es esto?
Borde de productos
Zona de impresión

Sobre el producto

Leer más ...

Sobre el diseño

Los químicos orgánicos apenas tienen gusto de gent
La química orgánica es una disciplina dentro de la química que implica el estudio científico de la estructura, de las propiedades, de la composición, de las reacciones, y de la preparación (por síntesis o por otros medios) de compuestos basados carbono, de hidrocarburos, y de sus derivados. Estos compuestos pueden contener cualquier número de otros elementos, incluyendo el hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, los halógeno así como el fósforo, silicio y azufre. Los compuestos orgánicos son estructural diversos, y la gama de uso de compuestos orgánicos es enorme. Forman la base de, o son componentes importantes de muchos productos (plásticos, drogas, productos petroquímicos, comida, explosivos, pinturas, al nombre pero a algunos) y, con muy pocas excepciones, forman la base de todos los procesos terrestres de la vida. La química orgánica, como todas las áreas de la ciencia, se desarrolla con las ondas particulares de la innovación. Estas innovaciones son motivadas por consideraciones prácticas e innovaciones teóricas. El área, sin embargo, es sostenida financieramente por los usos muy grandes en bioquímica, ciencia del polímero, química farmacéutica, y agrochemicals. Al principio del siglo XIX, los químicos pensaron generalmente que los compuestos obtenidos de organismos vivos eran demasiado complejos ser obtenidos sintéticamente. Según el concepto de vitalismo, la materia orgánica fue dotada con una "fuerza vital". Nombraron estos compuestos "orgánicos" y dirigieron sus investigaciones hacia los materiales inorgánicos que parecían estudiados más fácilmente. [citación necesaria] Durante la primera mitad del siglo XIX, fue observado que los compuestos orgánicos se podrían de hecho sintetizar en el laboratorio. Hacia 1816 Miguel Chevreul comenzó un estudio de los jabones hechos de las diversos grasas y álcali. Él separó los diversos ácidos que, conjuntamente con el álcali, produjeron el jabón. Puesto que éstos eran todos compuestos individuales, él demostró que era posible realizar un cambio químico en las diversas grasas (que vienen tradicionalmente de fuentes orgánicas), produciendo nuevos compuestos, sin "fuerza vital". En 1828 Friedrich Wöhler produjo la urea química orgánica (carbamida), un componente de la orina, de la cianato inorgánica NH4OCN del amonio, en qué ahora se llama la síntesis de Wöhler. Aunque Wöhler fuera, en este tiempo así como luego, prudente sobre la reivindicación de que él de tal modo había destruido la teoría de la fuerza vital, los historiadores han mirado a este acontecimiento como el momento crucial. Un gran paso siguiente ocurrió en 1856 cuando Guillermo Henry Perkin, mientras que intentaba fabricar la quinina, vino otra vez accidentalmente fabricar el color de malva del Perkin ahora llamado orgánico del tinte, que generando una enorme cantidad de dinero grandemente aumentó interés en química orgánica. La brecha crucial para la química orgánica era el concepto de estructura química, se convirtió independientemente y simultáneamente por Friedrich agosto Kekule y Archibald Scott Couper en 1858. Ambos hombres sugirieron que los átomos de carbono tetravalentes podrían ligar el uno al otro para formar un enrejado del carbono, y que los modelos detallados de la vinculación atómica se podrían discernir por interpretaciones expertas de reacciones químicas apropiadas. La historia de la química orgánica continuó con el descubrimiento del petróleo y su separación en fracciones según intervalos de ebullición. La conversión de diversos tipos o compuestos compuestos del individuo por diversos procesos químicos creó la química del petróleo que llevaba al nacimiento de la industria petroquímica, que fabricó con éxito los cauchos artificiales, los diversos pegamentos orgánicos, los añadidos de petróleo de propiedad-modificación, y los plásticos. La industria farmacéutica comenzó en la década pasada del siglo XIX en que la fabricación del ácido acetilsalicílico (designado generalmente aspirin) fue comenzada en Alemania por Bayer. La primera vez que una droga fue mejorada sistemáticamente estaba con el arsphenamine (Salvarsan). Los derivados numerosos del atoxyl peligroso tóxico fueron examinados por Paul Ehrlich y su grupo, y el compuesto con las mejores características de la eficacia y de la toxicidad fue seleccionado para la producción. Aunque los ejemplos tempranos de reacciones y de usos orgánicos fueran a menudo casuales, la última mitad del siglo XIX atestiguó estudios altamente sistemáticos de compuestos orgánicos. Comenzando en el siglo XX, el progreso de la química orgánica permitió la síntesis de moléculas altamente complejas vía procedimientos de varias fases. Concurrentemente, los polímeros y las enzimas eran entendidos para ser moléculas orgánicas grandes, y el petróleo fue mostrado para estar de origen biológico. El proceso de encontrar las nuevas rutas de la síntesis para un compuesto dado se llama síntesis total. La síntesis total de los compuestos naturales complejos comenzados con la urea, creciente de complejidad a la glucosa y al terpineol, y en 1907, síntesis total fue comercializada la primera vez por Gustavo Komppa con alcanfor. Las ventajas farmacéuticas han sido sustanciales, por ejemplo los compuestos colesterol-relacionados han abierto maneras en la síntesis de hormonas humanas complejas y de sus derivados modificados. Desde el comienzo del siglo XX, la complejidad de síntesis totales ha estado aumentando, con ejemplos tales como ácido lisérgico y vitamina B12. Las blancos de hoy ofrecen diez de los centros stereogenic que se deben sintetizar correctamente con síntesis asimétrica. La bioquímica, la química de organismos vivos, su estructura y las interacciones in vitro y dentro los sistemas vivos, ha comenzado solamente en el del siglo XX, abriendo un nuevo capítulo de la química orgánica con alcance enorme. La bioquímica, como química orgánica, se centra sobre todo en los compuestos que contienen el carbono también. Puesto que los compuestos orgánicos existen a menudo como mezclas, una variedad de técnicas también se han desarrollado para evaluar la pureza, especialmente el ser importante técnicas de la cromatografía tales como CLAR y cromatografía de gas. Los métodos tradicionales de separación incluyen la destilación, la cristalización, y la extracción solvente. Los compuestos orgánicos fueron caracterizados tradicionalmente por una variedad de pruebas químicas, llamadas los "métodos mojados," solamente tales pruebas han sido desplazados en gran parte por métodos de análisis espectroscópicos u otros ordenador-intensivos. Enumerado en la orden aproximada de la utilidad, los principales métodos analíticos son: • La espectroscopia de resonancia magnética (NMR) nuclear es la técnica más de uso general, permitiendo a menudo la asignación completa de la conectividad del átomo e incluso la estereoquímica usando la espectroscopia de la correlación. Los átomos constitutivos del principio de la química orgánica - hidrógeno y carbono - existen naturalmente con los isótopos RMN-responsivos, respectivamente 1H y 13C. • Análisis elemental: Un método destructivo usado para determinar la composición elemental de una molécula. Vea también la espectrometría de masa, abajo. • La espectrometría de masa indica el peso molecular de un compuesto y, de los modelos de la fragmentación, de su estructura. La espectrometría de masa de alta resolución puede identificar generalmente la fórmula exacta de un compuesto y se utiliza en lugar de análisis elemental. En épocas anteriores, la espectrometría de masa fue restringida a las moléculas neutrales que exhibían una cierta volatilidad, pero las técnicas avanzadas de la ionización permiten que una obtenga "espec. de la masa" de virtualmente cualquier compuesto orgánico. • La cristalografía es un método inequívoco para determinar la geometría molecular, la claúsula que es que los solos cristales del material deben estar disponibles y el cristal debe ser representante de la muestra. El software altamente automatizado permite que una estructura sea determinada dentro de horas de obtener un cristal conveniente. Los métodos espectroscópicos tradicionales tales como espectroscopia infrarroja, rotación óptica, espectroscopia de UV/VIS proporcionan la información estructural relativamente no específica pero siguen siendo funcionando para las clases específicas de compuestos. Los métodos adicionales se describen en el artículo sobre química analítica. Las propiedades físicas de compuestos orgánicos del interés incluyen típicamente características cuantitativas y cualitativas. La información cuantitativa incluye el punto de fusión, el punto de ebullición, y índice de refracción. Las propiedades cualitativas incluyen olor, solubilidad, y color. Propiedades de fusión y de ebullición En contraste con muchos materiales inorgánicos, los compuestos orgánicos derriten típicamente y muchos ebullición. En épocas anteriores, el punto de fusión (m.p.) y el punto de ebullición (punto de ebullición.) proporcionaron la información crucial en la pureza y la identidad de compuestos orgánicos. Los puntos de la fusión y de ebullición correlacionan con la polaridad de las moléculas y de su peso molecular. Algunos compuestos orgánicos, especialmente los simétricos, sublimes, que es ellos se evaporan sin la fusión. Un ejemplo bien conocido de un compuesto orgánico sublimable es el paradiclorobenceno, el componente odiferous de bolas de naftalina. Los compuestos orgánicos no son generalmente muy estables en las temperaturas sobre el °C 300, aunque existan algunas excepciones. Solubilidad Los compuestos orgánicos neutrales tienden a ser hidrofóbicos, eso son ellos son menos solubles en agua que en solventes orgánicos. Las excepciones incluyen los compuestos orgánicos que contienen a grupos ionizables así como los alcoholes de poco peso molecular, las aminas, y los ácidos carboxílicos donde ocurre la vinculación del hidrógeno. Los compuestos orgánicos tienden a disolver en solventes orgánicos. Los solventes pueden ser sustancias puras como el éter o el alcohol etílico, o mezclas, tales como los solventes parafínicos tales como los diversos éteres de petróleo y los aguarrases, o la gama de solventes aromáticos puros o mezclados obtenidos de fracciones del petróleo o del alquitrán por la separación física o por la conversión química. La solubilidad en los diversos solventes depende del tipo solvente y de los grupos funcionales si presente. propiedades del estado Las diversas propiedades especializadas están de interés dependiendo de usos, e.g. termomecánico y electromecánico por ejemplo piezoelectricidad, conductividad eléctrica (véase los metales orgánicos), y (e.g. propiedades electrópticas de la óptica no lineal). Por razones históricas, tales propiedades son principalmente los temas de las áreas de la ciencia del polímero y de la ciencia material. Los nombres de compuestos orgánicos son sistemáticos, siguiendo lógicamente de un sistema de reglas, o de diversas tradiciones no sistemáticas, de siguientes. La nomenclatura sistemática es estipulada por recomendaciones de IUPAC. La nomenclatura sistemática comienza con el nombre para una estructura del padre dentro de la molécula del interés. Este nombre del padre entonces es modificado por prefijos, sufijos, y números para transportar inequívoco la estructura. Dado que millones de compuestos orgánicos están sabidos, el uso riguroso de nombres sistemáticos puede ser incómodo. Así, las recomendaciones de IUPAC se siguen más de cerca para los compuestos simples, pero las moléculas no complejas. Para utilizar el nombramiento sistemático, uno debe saber las estructuras y los nombres de las estructuras del padre. Las estructuras del padre incluyen los hidrocarburos sin sustituir, los heterocycles, y los derivados monofunctionalized de eso. La nomenclatura no sistemática es más simple e inequívoca, por lo menos a los químicos orgánicos. Los nombres no sistemáticos no indican la estructura del compuesto. Los nombres no sistemáticos son comunes para las moléculas complejas, que incluye la mayoría de los productos naturales. Así, el diethylamide de ácido lisérgico informal nombrado se nombra sistemáticamente (6aR, 9R) - N, N-diethyl-7-methyl-4,6,6a, 7,8,9-hexahydroindolo- [4,3-fg] quinoline-9-carboxamide. Con el uso creciente de la computación, otros métodos de nombramiento se han desarrollado que se piensan para ser interpretados por las máquinas. Dos formatos populares son SONRISAS e InChI. Dibujos estructurales Las moléculas orgánicas son descritas generalmente por los dibujos o las fórmulas estructurales, combinaciones de dibujos y de símbolos químicos. La fórmula del línea-ángulo es simple e inequívoca. En este sistema, las puntos finales y las intersecciones de cada línea representan un carbono, y los átomos de hidrógeno se pueden notated explícitamente o asumir para ser presente según lo implicado por el carbono tetravalente. La pintura de compuestos orgánicos con los dibujos es simplificada grandemente por el hecho de que el carbono en casi todos los compuestos orgánicos tiene cuatro enlaces, oxígenos dos, hidrógenos uno, y nitrógenos tres.
Leer más ...
Creado Por jkingiv :
 Reportar infracción

No podemos seguir adelante hasta que corrijas los errores a continuación.

Título traducido por robots.(Ver idioma original)  (¿Por qué?)

Los químicos orgánicos apenas tienen gusto de gent camiseta

$23.95
por camiseta
Tamaño:
Cantidad:
El valor que ha especificado no es válido.
En Stock Enviado antes de Mon, Jul 28 100% Satisfacción Sin Costos Adicionales No Hay Pedidos Mínimos Calidad Alta Devoluciones Acceptadas
Lo quiero
El valor que ha especificado no es válido.
Tambien agrega a:
Agregar a lista de deseo
Me gusta
Ayúdanos a personalizar tu experiencia de compra indicándonos lo que te gusta. (más información)
Comparte
Comparte esta imagen en un blog, en un sitio web o con tus amigos.
Guardando tu diseño...
Sólo $2.00 más en Camiseta de American Apparel de mujer en tallas grandes
Color:
Estilo:
$23.95
$28.95
$29.95
$27.95

Más Accesorios Esenciales

Opiniones

No hay comentarios de este producto todavía.
5 estrella:
0
4 estrella:
0
3 estrella:
0
2 estrella:
0
1 estrella:
0
¿Has comprado este producto?  Cuéntanos tu opinión.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Información adicional

Identificación del producto: 235914732246446314
Fabricado en 4/15/2010 10:37 PM
Calificación G Reportar infracción