(0 artículo(s) en el carrito)
Ver (0 artículo(s) en el carrito)
Satisfacción total garantizada
(0 artículo(s) en el carrito)
Ver (0 artículo(s) en el carrito)
Satisfacción total garantizada
¡50% Menos en el Envío Exprés!  ¡Hasta el lunes!  Código: HOLIDAYZSHIP  Detalles

Uh oh...Unknown 0 can’t display all the features of our site.

May we suggest an alternative browser? Because you won’t want to miss out on all this goodness.
Nosotros la gente… Barack Obama y la constitución Iman
Pre
Ordenar
¡Reserva hoy! Tu diseño se fabricará y se enviará en cuanto nuestros fabricantes estén listos para comenzar su producción.
Nosotros la gente… Barack Obama y la constitución Iman
Frente
Frente
Área segura¿qué es esto?
Borde de productos
Zona de impresión
Sobre este producto
Forma: Imán cuadrado
<p>¡Realiza imanes personalizados para el trabajo y en casa! Pon tu imagen favorita en un imán cuadrado, o personaliza cualquier diseño existente para su refrigerador o gabinete. </p>
  • 5,1cm x 5,1cm – Tamaño regular.
  • Impreso en papel 100% reciclado.
  • Cubierto de UV-Mylar resistente a los arañazos.
  • No hay pedido mínimo.
  • Disponemos de imanes redondos y cuadrados.
Más Menos
Elaborado por
San Jose, CA, US
Sobre este diseño
Nosotros la gente… Barack Obama y la constitución

la " gente que quiere negociar su libertad para la seguridad temporal no merece ni unos ni otros y perderá ambos" --Benjamin Franklin


Representan al candidato Democratic presidencial, Barack Obama, el sobreponer de la constitución y de la bandera americana de los Estados Unidos de América. Modifique la imagen para requisitos particulares añadiendo el texto personalizado o una foto. Imagen de Obama: Steve Jurvetson.

Vídeo del discurso de aceptación de Barack Obama.

El discurso de Obama:
A decano y a mi gran amigo Dick Durbin del presidente, y a todos mis conciudadanos de esta gran nación: Con gratitud profunda y gran humildad, acepto su nombramiento para la presidencia de los Estados Unidos.

Déjeme expresar mis gracias a la pizarra histórica de los candidatos que me acompañaron en este viaje, y especialmente de la persona que viajó el farthest_ un campeón para los americanos de trabajo y una inspiración a mis hijas y la suya â€" Hillary Rodham Clinton. Al presidente Clinton, que hizo anoche la caja para el cambio como solamente él puede hacerlo; a Ted Kennedy, que personifica el alcohol del servicio; y al vicepresidente siguiente de los Estados Unidos, Joe Biden, le agradezco. Soy agradecido acabar este viaje con uno de los estadistas más finos de nuestro tiempo, hombre en la facilidad con cada uno de líderes mundiales a los conductores en el tren de Amtrak que él todavía tarda a casa cada noche.

Al amor de mi vida, nuestra primera señora, Michelle Obama, y a Sasha y Malia, te amo tanto, y yo siguientes son tan orgullosos de usted.

Hace cuatro años, me colocaba antes de que usted y le dije que mi historia de la breve unión entre un hombre joven de Kenia y una mujer joven de Kansas que no era rico o bien sabido, pero compartió una creencia que en América, su hijo podría alcanzar a lo que él puso su mente.

Es esa promesa que siempre ha fijado este país separado, eso a través de trabajo duro y el sacrificio, cada uno de nosotros puede perseguir nuestros sueños individuales pero todavía venido junto como una familia americana, asegurarse de que la generación siguiente puede perseguir sus sueños también.

Ése es porqué me coloco aquí esta noche. Porque por 232 años, en cada momento cuando esa promesa estaba en peligro, los hombres y las mujeres ordinarias, los estudiantes y los soldados, los granjeros y los profesores, las enfermeras y los porteros, encontró el valor de mantenerlo vivo.

Nos encontramos a la una de ésos que definen los momentos, un momento cuando nuestra nación está en la guerra, nuestra economía estamos en la agitación, y la promesa americana se ha amenazado una vez más.

Esta noche, más americanos están sin trabajo, y más están trabajando más difícilmente para menos. Más de usted han perdido sus hogares, y aún más están mirando su plomada casera de los valores. Más de usted tienen coches que usted no puede permitirse para conducir, cuentas de tarjeta de crédito usted no puede permitirse para pagar, y cuota que esté más allá de su alcance.

Estos desafíos no son toda la fabricación del gobierno. Pero el fracaso para responder es un resultado directo de una política quebrada en Washington y de las políticas falladas de George W. Bush.

América, somos mejores que los estos ocho años pasados. Somos un mejor país que esto.

Este país es más decente de uno donde una mujer en Ohio, a punto del retiro, se encuentra una enfermedad lejos del desastre después de un curso de la vida del trabajo duro.

Este país es más abundante de uno donde un hombre en Indiana tiene que embalar encima del equipo que él ha trabajado encendido por veinte años y mirarlo envió apagado a China, y después obstruye para arriba pues él explica cómo él sentía como un fracaso cuando él fue a casa decir a su familia las noticias.

Somos más compasivos que un gobierno que deja los veteranos dormir en nuestras calles y familias resbala dentro de pobreza; eso se sienta en sus manos mientras que una ciudad americana importante se ahoga antes de nuestros ojos.

Esta noche, digo a la gente americana, a Demócratas y republicanos y independientes a través de esta gran tierra: ¡bastantes! Este momento, esta elección es nuestra ocasión de mantener, el siglo XXI, la promesa americana viva. Porque la semana próxima, en Minnesota, el mismo fiesta que le trajo dos términos de George Bush y de Dick Cheney pedirá este país un tercero. Y estamos aquí porque amamos este país demasiado para dejar los cuatro años próximos parecemos los ocho pasados. El 4 de noviembre, debemos levantarnos y decir: "Ocho es bastantes."

Ahora deje allí no sea ninguna duda. El candidato republicano, John McCain, ha llevado el uniforme de nuestro país con valor y la distinción, y para ese, le debemos nuestra gratitud y respecto. Y la semana próxima, también oiremos hablar esas ocasiones cuando él se ha roto con su fiesta como pruebas que él puede entregar el cambio que necesitamos.

Pero el claro del expediente: John McCain ha votado con George Bush el 90 por ciento del tiempo. ¿Senador McCain tiene gusto de hablar del juicio, pero realmente, qué dice sobre su juicio cuando usted piensa que George Bush ha sido el más de noventa por ciento correcto del tiempo? No sé sobre usted, sino que no estoy listo para tomar una ocasión del diez por ciento en cambio.

La verdad está, en problema después de que el problema que diferenciaría en sus vidas, en atención sanitaria y educación y la economía, senador McCain haya sido todo menos independiente. Él dijo que nuestra economía ha hecho "gran progreso" debajo de este presidente. Él dijo que los fundamentales de la economía son fuertes. Y cuando uno de sus principales consejeros, el hombre que escribió su plan económico, hablaba de los americanos de la ansiedad está sintiendo, él dijo que acabamos de sufrir de una "recesión mental," y que nos hemos convertido, y yo cite, "una nación de whiners."

¿Una nación de whiners? Diga que a los trabajadores autos orgullosos en una planta de Michigan que, después de que descubrieran él era cerrada, guardó el aparecer de cada día y el trabajar tan difícilmente como nunca, porque sabían había la gente que contó en los frenos que hicieron. Diga que a las familias militares que llevan a hombros sus cargas silenciosamente mientras que miran sus amados irse para su tercer o cuarto o quinto período de servicio. Éstos no son whiners. Trabajan difícilmente y dan detrás y guardan el ir sin denuncia. Éstos son los americanos a que conozco.

Ahora, no creo que senador McCain no cuida qué está entrando encendido en las vidas de americanos. Apenas pienso que él no sabe. ¿Por qué él definiría a la clase media como alguien que hace debajo de $5 millones al año? ¿Cómo podría él proponer centenares de mil millones en las rebajas de impuestos para las sociedades y las compañías petroleras grandes pero no un penique de desgravación fiscal a más de 100 millones de americanos? ¿Cómo podría él ofrecer un plan de la atención sanitaria que gravaría realmente las ventajas de la gente, o un plan de la educación para el cual no haría nada ayudar a las familias a pagar o un plan que privatizaría la Seguridad Social y jugaría su retiro?

No es porque John McCain no cuida. Es porque John McCain no lo consigue.

Por más de dos décadas, él ha suscrito a ése viejo, el †republicano desacreditado de la filosofía" da cada vez más a ésos con la mayoría y espera que la prosperidad gotea abajo a cada uno. En Washington, llaman esto la sociedad de la propiedad, pero qué significa realmente es, usted está en sus el propio. ¿Sin trabajo? Suerte dura. ¿Ninguna atención sanitaria? El mercado la fijará. ¿Llevado en pobreza? Tírese hacia arriba por sus propios tirantes, incluso si usted no tiene botas. Usted está en sus el propio.

Bien, es hora para ellos a propio su fracaso. Es hora para que cambiemos América.

Usted ve, que nosotros Demócratas tienen una medida muy diversa de qué constituye progreso en este país.

Medimos progreso por cuánta gente puede encontrar un trabajo que pague la hipoteca; si usted puede poner de lado el dinero un poco adicional en el final de cada mes así que usted puede mirar algún día a su niño recibir su diploma. Medimos progreso en 23 millones de nuevos trabajos que fueron creados cuando Bill Clinton era presidente, cuando la familia americana media vio su renta ir encima de $7.500 en vez de abajo de $2.000, como ella tiene debajo de George Bush.

Medimos la fuerza de nuestra economía no por el número de multimillonarios que tenemos o los beneficios del Fortune 500, pero cerca si alguien con una buena idea puede tomar un riesgo y comenzar un nuevo negocio, o si la camarera que vive en extremidades puede tardar un día libre para ocuparse a un niño enfermo sin perder su trabajo una economía que honre la dignidad del trabajo.

Los fundamentales que utilizamos para medir fuerza económica son si estamos viviendo hasta esa promesa fundamental que ha hecho este país grande, una promesa que sea la única razón me estoy colocando aquí esta noche.

Porque en las caras de esos veteranos jovenes que se vuelvan de Iraq y de Afganistán, veo a mi abuelo, que firmó para arriba después de Pearl Harbor, marchó en el ejército de Patton y fue recompensado por una nación agradecida con la ocasión de ir en al SOLDADO ENROLLADO EN EL EJÉRCITO Bill.

Frente a ese estudiante joven que duerma apenas tres horas antes de trabajar el turno de noche, pienso en mi mamá, que educó mi hermana y me en sus los propios mientras que ella trabajó y ganó su grado; quién dio vuelta una vez a los bonos de racionamiento pero podía todavía enviarnos a las mejores escuelas del país con la ayuda de préstamos y de becas del estudiante.

Cuando escucho otro trabajador dígame que que su fábrica ha cerrado, yo recuerde todos esos hombres y mujeres en el lado sur de Chicago que hice una pausa y luché por hace dos décadas después de la planta siderúrgica local cerrada.

Y cuando oigo a una mujer hablar de las dificultades de comenzar su propio negocio, pienso en mi abuela, que trabajó su manera para arriba de la piscina de secretaria al medio-management, a pesar de años de paso encima para las promociones porque ella era una mujer. Ella es la persona que me enseñó sobre trabajo duro. Ella es la persona que puso apagado la compra de un nuevo coche o de un nuevo vestido para sí misma de modo que pudiera tener una mejor vida. Ella vertió todo que ella tenía en mí. Y aunque ella pueda viajar no más, sé que ella está mirando esta noche, y que la esta noche es su noche también.

No sé qué clase de vidas John McCain piensa que las celebridades llevan, pero éste ha sido el mío. Éstos son mis héroes. Las suyas son las historias que me formaron. Y está en nombre su que me prepongo ganar esta elección y mantengo nuestra promesa viva como Presidente de los Estados Unidos.

¿Cuál es esa promesa?

Es una promesa que dice que cada uno de nosotros tenemos la libertad a hacer de nuestras propias vidas qué, pero que también tenemos la obligación de tratarse con dignidad y respecto.

Es una promesa que dice que el mercado debe recompensar la impulsión y la innovación y generar el crecimiento, pero que deben vivir los negocios hasta sus responsabilidades de crear trabajos americanos, mirar hacia fuera para los trabajadores americanos, y el juego por las reglas del camino.

Las nuestras son una promesa que dice que el gobierno no puede solucionar todos nuestros problemas, pero qué debe hacer es la que no podemos hacer para nosotros mismos, protegernos contra daño y proporcionar a cada niño una educación decente; mantenga nuestra agua limpios y nuestros juguetes seguros; invierta en nuevas escuelas y nueva ciencia del camino y nuevas y la tecnología.

Nuestro gobierno debe trabajar para nosotros, no contra nosotros. Debe ayudarnos, no nos dañó. Debe asegurar oportunidad, no apenas para ésos con la mayoría del dinero y de la influencia, pero para cada americano que esté dispuesto a trabajar.

Ésa es la promesa de América, la idea que somos responsables de nosotros mismos, pero que también subimos o nos caemos como una nación; la creencia fundamental que soy el encargado de mi hermano; Soy el encargado de mi hermana.

Ésa es la promesa que necesitamos guardar. Ése es el cambio que necesitamos ahora. Déjeme tan explicar exactamente qué ese cambio significaría si soy presidente.

El cambio significa un código impositivo que no recompense los cabilderos que lo escribieron, solamente los trabajadores americanos y las pequeñas empresas que lo merecen.

A diferencia de John McCain, pararé el dar de rebajas de impuestos a las sociedades que envían trabajos en ultramar, y comenzaré a darlos a las compañías que crean buenos trabajos a la derecha aquí en América.

Eliminaré los impuestos de ganancias sobre el capital para las pequeñas empresas y los arranques que crearán los trabajos con salario elevado, de alta tecnología de mañana.

Cortaré impuestos del corte del †de los impuestos los" para el 95% de todas las familias trabajadoras. Porque en una economía tenga gusto de esto, la cosa pasada que debemos hacer es aumentar impuestos sobre la clase media.

Y por nuestra economía, nuestra seguridad, y el futuro de nuestro planeta, fijaré una meta clara como presidente: En diez años, finalmente terminaremos nuestra dependencia del aceite del Oriente Medio.

Washington que hablaba de nuestro apego del aceite por los treinta años pasados, y John McCain ha estado allí para veintiséis de ellos. En ese tiempo, él ha dicho no a estándares más altos de la eficacia del combustible para los coches, no a las inversiones en energía renovable, no a los combustibles renovables. Y hoy, importamos triple la cantidad de aceite como el día que senador McCain llevó a oficina.

El Now es la época de terminar este apego, y de entender que la perforación es una medida del substituto, no una solución a largo plazo. No incluso cierre.

Como presidente, golpearé ligeramente nuestras reservas de gas naturales, las invertiré en tecnología de carbón limpia, y encontraré maneras de aprovechar con seguridad energía atómica. Ayudaré a nuestras empresas de automóviles a equipar con nuevas máquinas, para construir los coches económicos en combustible del futuro a la derecha aquí en América. Haré más fácil para que la gente americana permita estos nuevos coches. E invertiré 150 mil millones dólares durante la década próxima en fuentes de energía asequibles, renovables; energía eólica y energía solar y la generación siguiente de combustibles biológicos; una inversión que llevará a las nuevas industrias y 5 millones de nuevos trabajos que pagan bien y no pueden ser externalizados nunca.

América, ahora no es la época para los pequeños planes.

El Now es la época finalmente de cumplir nuestro requisito moral de proporcionar a cada niño una educación de calidad mundial, porque no tomará nada menos competir en la economía global. Michelle y yo estamos solamente aquí esta noche porque nos dieron una oportunidad en una educación. Y no estableceré para una América en donde algunos niños no tienen esa ocasión. Invertiré en la educación de la niñez temprana. Reclutaré a un ejército de nuevos profesores, y les pago sueldos más altos y les doy más ayuda. Y en intercambio, pediré mayores niveles y más responsabilidad. Y guardaremos nuestra promesa a cada †americano joven" si usted confía a servir su comunidad o su país, nosotros nos aseguraremos de que usted puede permitirse una educación.

El Now es la época finalmente de guardar la promesa de la atención sanitaria asequible, accesible para cada solo americano. Si usted tiene atención sanitaria, mi plan bajará sus premios. Si usted no lo hace, usted podrá conseguir la misma clase de cobertura que los miembros del congreso dan ellos mismos. Y pues alguien que miró a mi madre discutir con las compañías de seguros mientras que ella pone en la muerte de la cama del cáncer, yo hará que ciertas esas compañías paran el discriminar contra los que sean cuidado enfermo y de la necesidad la mayoría.

El Now es la época de ayudar a las familias con días enfermos pagados y un mejor permiso por razones familiares, porque nadie en América si tenga que elegir entre la custodia de sus trabajos y cuidar para un niño enfermo o un padre enfermo.

El Now es la época de cambiar nuestras leyes de quiebra, para proteger sus pensiones delante de primas del CEO; y la época de proteger la Seguridad Social para las futuras generaciones.

Y ahora está la época de guardar la promesa de la igualdad de salario para el trabajo de un día igual, porque quisiera que mis hijas tuvieran exactamente las mismas oportunidades que sus hijos.

Ahora, muchos de estos planes costarán el dinero, que es porqué he presentado cómo pagaré cada moneda de diez centavos, cerrando escapatorias y los asilos de impuesto corporativos que no ayudan a América a crecer. Pero también pasaré a través del presupuesto federal, línea por línea, eliminando los programas que trabajan no más y haciendo los que lo hacemos necesite el trabajo mejor y el coste menos porque no podemos hacer frente a desafíos del siglo XXI con una burocracia del siglo XX.

Y Demócratas, debemos también admitir que eso la promesa de América el satisfacer requerirá más que apenas el dinero. Requerirá un sentido de la responsabilidad renovado de cada uno de nosotros de recuperarse lo que llamó John F. Kennedy nuestra "fuerza intelectual y moral." Sí, el gobierno debe llevar en autonomía energética, pero cada uno de nosotros necesidad hace nuestra parte para hacer nuestros hogares y negocios más eficientes. Sí, debemos proporcionar más escaleras al éxito para los hombres jovenes que caen en vidas del crimen y de la desesperación. Pero debemos también admitir que los programas solamente no pueden substituir a padres; ese gobierno no puede apagar la televisión y hacer a un niño haga su preparación; eso engendra debe tomar más responsabilidad de proporcionar el amor y la dirección su necesidad de los niños.

Responsabilidad individual y †mutuo de la responsabilidad" que es la esencia de la promesa de América.

Y apenas mientras que mantenemos nuestro para guardar nuestra promesa a la generación siguiente aquí en casa, así que debemos guardar la promesa de América en el extranjero. Si John McCain quiere tener un discusión sobre quién tiene el temperamento, y juicio, servir como el comandante en jefe siguiente, que es un discusión yo están listo para tener.

Para mientras que senador McCain daba vuelta a sus vistas a Iraq sólo unos días después de 9/11, me levantaba y me opuse a esta guerra, sabiendo que nos distrajera de las amenazas reales que hacemos frente. Cuando John McCain dijo podríamos apenas "embrollar por" en Afganistán, estuve a favor de más recursos y de más tropas para acabar la lucha contra los terroristas que nos atacaron realmente en 9/11, e hice claramente que debemos sacar Osama bin Laden y a sus tenientes si los tenemos en nuestras vistas. Los gustos de John McCain para decir que él seguirá a bin Laden a las puertas del infierno, solamente él incluso no irán a la cueva donde él vive.

Y, pues mi llamada para que un marco de tiempo quite a nuestras tropas de Iraq ha sido repetida por el gobierno iraquí e incluso la administración Bush, incluso después nosotros aprendimos hoy que Iraq tiene $79 mil millones un exceso mientras que wallowing en déficits, John McCain se coloca solamente en su denegación obstinada para terminar una guerra equivocada.

Ése no es el juicio que necesitamos. Eso no mantendrá América segura. Necesitamos a un presidente que pueda hacer frente a las amenazas del futuro, para no guardar el comprender en las ideas del pasado.

Usted no derrota una red del terrorista que actúe en 80 países ocupando Iraq. Usted no protege Israel y no disuade Irán apenas hablando duro en Washington. Usted no puede levantarse verdad para Georgia cuando usted ha filtrado nuestras más viejas alianzas. Si John McCain quiere seguir a George Bush con una charla más dura y mala estrategia, ésa es su opción, pero no es el cambio que necesitamos.

Somos el fiesta de Roosevelt. Somos el fiesta de Kennedy. Tan no me diga que Demócratas no defenderán este país. No me diga que Demócratas no nos mantendrán seguros. La política exterior de Bush-McCain ha malgastado la herencia que las generaciones de â€" Demócratas de los americanos y los republicanos han construido, y estamos aquí restaurar esa herencia.

Como comandante en jefe, nunca vacilaré defender esta nación, pero enviaré solamente a nuestras tropas en la manera del daño con una misión clara y un compromiso sagrado de darles el equipo que necesitan en batalla y el cuidado y las ventajas merecen cuando vuelven a casa.

Terminaré esta guerra en Iraq responsable y acabaré la lucha contra el al - qaida y el Talibán en Afganistán. Reconstruiré a nuestros militares para resolver los conflictos futuros. Pero también renovaré la diplomacia dura, directa que puede evitar que Irán obtenga las armas nucleares y contener la agresión rusa. Construiré nuevas sociedades para derrotar las amenazas del siglo XXI: terrorismo y proliferación nuclear; pobreza y genocidio; cambio y enfermedad de clima. Y restauraré nuestra situación moral, de modo que América sea de nuevo que esperanza pasada, mejor de todos que se llamen a la causa de la libertad, que de largo por vidas de la paz, y que anhela por un mejor futuro.

Éstas son las políticas que perseguiré. Y en las semanas a continuación, miro adelante a discutirlas con John McCain.

Pero qué no haré es sugerir que el senador toma sus posiciones para los propósitos políticos. Porque una de las cosas que tenemos que cambiar en nuestra política es la idea que la gente no puede discrepar sin carácter y patriotismo de cada uno desafiadores.

Los tiempos son demasiado serios, las participaciones son demasiado altos para este mismo libro de estrategias parcial. Déjenos tan están de acuerdo que el patriotismo no tiene ningún fiesta. Amo este país, y así que hágale, y así que hace a John McCain. Los hombres y las mujeres que desempeñan servicios en nuestros campos de batalla pueden ser Demócratas y republicanos y independientes, pero han luchado juntas y han sangrado juntas y las algunas murieron juntos debajo de la misma bandera orgullosa. No han servido una América roja o una América azul, han servido los Estados Unidos de América.

Tengo tan noticias para usted, John McCain. Todos pusimos nuestro país primero.

América, nuestro trabajo no será fácil. Los desafíos que hacemos frente requieren decisiones valientes, y Demócratas así como los republicanos necesitarán abandonar las ideas y la política gastadas del pasado. Para la parte se ha perdido qué de estos últimos ocho años no puede apenas ser medido por los salarios perdidos o déficits comerciales más grandes. Qué también se ha perdido es nuestro sentido del propósito común nuestro sentido de un propósito más alto. Y eso es lo que tenemos que restaurar.

No podemos estar de acuerdo con el aborto, sino que podemos estar de acuerdo seguramente con la reducción del número de embarazos indeseados en este país. La realidad de la propiedad del arma puede ser diferente para los cazadores en Ohio rural que para ésos plagados por cuadrilla-violencia en Cleveland, pero no me dice que no podemos mantener la segunda enmienda mientras que guardan AK-47s fuera de las manos de criminales. Sé que hay diferencias en matrimonio homosexual, pero podemos estar de acuerdo seguramente que nuestros hermanos y hermanas del homosexual y lesbiana merecen visitar a la persona que aman en el hospital y vivir las vidas libremente de la discriminación. Las pasiones vuelan en la inmigración, pero no sé a cualquier persona que se beneficie cuando contratando separa a una madre de sus salarios americanos de las socavas del niño infantil o de un patrón a trabajadores ilegales. Éste, es parte también de la promesa de América, la promesa de una democracia donde podemos encontrar la fuerza y la tolerancia para tender un puente sobre divisorias y para unir en esfuerzo común.

Sé que hay los que despiden las creencias tales como charla feliz. Demandan que nuestra insistencia respecto algo más grande, algo más firme y más honesto en nuestro ámbito público es apenas un Trojan Horse para impuestos más altos y el abandono de valores tradicionales. Y ése debe ser esperado. Porque si usted no tiene ninguna ideas fresca, después usted táctica añejas del uso para asustar a los votantes. Si usted no tiene un expediente a correr encendido, después usted pinta a su opositor como alguien gente debe correr de.

Usted hace una elección grande sobre pequeñas cosas.

Y usted sabe lo que ha trabajado antes. Porque nos alimenta en el cinismo todo tiene sobre el gobierno. Cuando Washington no trabaja, todas sus promesas parecen vacías. Si sus esperanzas se han estrallado una y otra vez, después es el mejor parar el esperar, y establece para lo que usted sabe ya.

Lo consigo. Realizo que no soy el candidato más probable a esta oficina. No quepo el pedigrí típico, y no he pasado mi carrera en los pasillos de Washington.

Pero me coloco antes de que usted esta noche porque todo a través de América algo está revolviendo. Qué los opositores permanentes no entienden es que esta elección nunca ha estado sobre mí. Ha estado sobre usted.

Por dieciocho meses largos, usted se ha colocado para arriba, uno por uno, y dijo bastantes a la política del pasado. Usted entiende que en esta elección, el riesgo más grande que podemos tomar es intentar la misma vieja política con los mismos viejos jugadores y contar con un diverso resultado. Usted ha mostrado a lo que enseña la historia nos que que en la definición de momentos tenga gusto éste, el cambio nosotros necesite no viene de Washington. El cambio viene a Washington. Cambie sucede porque la gente americana lo exige, porque ella se alza e insiste en nuevas ideas y la nueva dirección, una nueva política por un nuevo tiempo.

América, ésta es uno de esos momentos.

Creo que tan difícilmente como será, está viniendo el cambio que necesitamos. Porque lo he visto. Porque he vivido él. Lo he visto en Illinois, cuando proporcionamos atención sanitaria a más niños y movimos a más familias desde bienestar al trabajo. Lo he visto en Washington, cuando trabajamos a través de líneas del partido para abrir al gobierno y para detener a cabilderos más responsables, para dar un mejor cuidado para nuestros veteranos y para guardar las armas nucleares fuera de las manos del terrorista.

Y lo he visto en esta campaña. En la gente joven que votó por primera vez, y en los que consiguieron implicó otra vez después de un rato muy largo. En los republicanos que nunca pensaron ella cogería una votación Democratic, pero hizo. La he visto en los trabajadores que recortarían bastante sus horas un día que sus amigos perder sus trabajos, en los soldados que alistan de nuevo después de perder un miembro, en los buenos vecinos en quienes tome a un extranjero cuando un huracán pega y suben los caudales de una crecida.

Este país los nuestros tiene más riqueza que cualquier nación, pero eso no es qué nos hace ricos. Tenemos los militares más potentes en la tierra, pero eso no es qué nos hace fuertes. Nuestra y nuestra cultura es la envidia del mundo, pero eso no es qué guarda el mundo el venir a nuestras orillas.

En lugar, es ese alcohol americano esa promesa americana que nos empuje adelante incluso cuando la trayectoria es incierta; ese nos ata juntos a pesar de nuestras diferencias; eso hace que fijamos nuestro ojo no en se ve qué, pero cuál es no visto, que un mejor lugar alrededor de la curva.

Esa promesa es nuestra herencia más grande. Es una promesa que hago a mis hijas cuando las remeto adentro en la noche, y a una promesa que usted haga las suyas, una promesa que ha llevado a inmigrantes a cruzar los océanos y a los pioneros para viajar al oeste; una promesa eso llevó trabajadores a los piquetes, y a mujeres a alcanzar para la votación.

Y es esa promesa que hace cuarenta y cinco años de hoy, traído americanos de cada esquina de esta tierra unirse en una alameda en Washington, antes del monumento de Lincoln, y oír a un predicador joven de Georgia hablar de su sueño.

Los hombres y las mujeres que recolectaron allí habrían podido oír muchas cosas. Habrían podido oír palabras de la cólera y de la discordia. Habrían podido ser dichos para sucumbir al miedo y a la frustración de así que muchos sueños difirieron.

Pero cuál la gente oída en lugar de otro, la gente de cada credo y el color, de cada clase social, está ésa en América, nuestro destino se liga inextricablemente. Ése junto, nuestros sueños puede ser uno.

"No podemos caminar solamente," el predicador lloramos. "Y como caminamos, debemos hacer el compromiso que marcharemos siempre a continuación. No podemos dar vuelta detrás."

América, no podemos dar vuelta detrás. No con tanto el trabajo que se hará. No con tan muchos niños a educar, y tan muchos veteranos a cuidar para. No con una economía a fijar y ciudades a reconstruir y granjas a ahorrar. No con tan muchas familias a proteger y tan muchas vidas a reparar. América, no podemos dar vuelta detrás. No podemos caminar solamente. En este momento, en esta elección, debemos prometer una vez más para marchar en el futuro. Mantengamos esa promesa, esa promesa americana, y las palabras de la escritura, se sostienen firmemente, sin la duda, a la esperanza que confesamos.

Gracias, dios le bendice, y dios bendice los Estados Unidos de América.
Más Menos
Diseñado por
beverlytazangel United States

Debes corregir los errores que aparecen a continuación para poder avanzar.

Título traducido por robots.(Ver idioma original)  (¿Por qué?)

Nosotros la gente… Barack Obama y la constitución Iman

$3.85 por imán
Diseñado por beverlytazangel. Elaborado por Zazzle Flair en San Jose (CA). Vendido por Zazzle.
Cantidad:
El valor que ha especificado no es válido.
En Stock Se enviará mañana 100% Satisfacción Sin Costos Adicionales Calidad Alta Devoluciones Acceptadas
Lo quiero
El valor que ha especificado no es válido.
Tambien agrega a:
Agregar a lista de deseo
Me gusta
Ayúdanos a personalizar tu experiencia de compra indicándonos lo que te gusta. (más información)
Comparte
Comparte esta imagen en un blog, en un sitio web o con tus amigos.
Guardando tu diseño...

¡Personalízalo!

Opciones de forma y tamaño

Forma:
Tamaño:

Añade un accesorio esencial!

¡50% Menos en el Envío Exprés! ¡Hasta el lunes! Código:
HOLIDAYZSHIP Detalles

Más Accesorios Esenciales

Opiniones

No hay comentarios de este producto todavía.
5 estrella:
0
4 estrella:
0
3 estrella:
0
2 estrella:
0
1 estrella:
0
¿Has comprado este producto?  Cuéntanos tu opinión.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Información adicional

Identificación del producto: 147327074940383707
Fabricado en 9/20/2008 10:30 AM
Calificación G Reportar infracción